Manuel Orero

12295236_533154840176154_9051867279471699290_n-2

 

Manuel Orero es un fotógrafo que tiene muy claro que le gusta hacer y como. Ha encontrado su manera de captar los momentos más especiales esperados en la fotografía social sin verse involucrado en la escena. Dejando que los protagonistas expresen toda su frescura. Con un disparo limpio y muy característico. Todos reconocemos cuando una foto lleva su toque.

En MDF vino a exponernos como está la fotografía social hoy en día y su método de trabajo. Su espontaneidad y desparpajo hizo que pasáramos una velada muy entretenida e interesante. Donde la participación de todos fue muy significativa.

_DSC6878bn

Empezó dando su punto de vista sobre las redes sociales, el masivo acceso a la información tremendo en foto social y los cánones que ahora marcan la tendencia con la que se mueve la demanda en este sector.

“Se cree que todo el mundo hoy en día entiende de fotografía” Es una frase que hemos oído o todos tenemos un poco en la mente a través de tanta salida a las nuevas tecnología accesibles, ya sea con cámara o móvil y las tendencias con filtros temporales que parecen volverles locos a gran parte de la sociedad. Manuel nos expresa su punto de vista argumentando que no es correcto el uso de esa frase, sino que “el exceso de información hace que se cree una tendencia igualitaria a la hora de procesado y disparo cuya consecuencia es que si no hay firma en la foto, no se sabe distinguir un fotógrafo de otro”. Todas las fotos parecen hechas por la misma mano. De ahí la importancia de desmarcarse de las modas pasajeras y crear un estilo propio, en el disparo y la edición de la foto creando uno propio y reconocible. Pero sobre todo con el que uno mismo se sienta cómodo y orgulloso, ya que día a día has de trabajar con él, y será el que te de de comer.

“ La importancia de desmarcarse en el momento de realizar y editar la foto es fundamental. Los clientes a la hora de contratar al fotógrafo van buscando algo que sea diferente, que su impacto visual llame la atención. Es importante no estancarse en un método único sino evolucionar e ir incrementando nuevos conceptos e ideas, escenarios…no repetirse en nuestros propios cánones para poder avanzar.”

_ORE2589

¿Y a cuantos nos ha pasado esto? A muchos yo creo. En Facebook, el Instagram y los miles de páginas de bancos de imágenes vemos muchas fotos con mismo encuadre y sobre todos filtros iguales. Más cálidos o más fríos, pero una sucesión de producción igual que es la que demanda los nuevos clientes cuya única referencia son las redes sociales, para encontrar alguien que nos retrate un día especial y que quedará impreso de manera eterna. Hemos de pensar que realmente cuando retratas a alguien estas jugando con su ego, el que se vea hermoso y único es algo que hemos de conseguir para que ambas partes queden contentas del trabajo realizado.

“Yo cojo un poco de aquí de lo que se lleva ahora y lo mezclo con mi estilo y a ver que sale. Fotógrafos de EEUU, por ejemplo, que ya hacían este tipo de fotos, que se aventuraron en su época en realizar este clase de reportaje social, y que gracias a internet podemos aprender de su trabajo” Es la importancia de la educación visual de las que nos recomienda Manuel. Crear nuestra estilo o marca personal a base de ir viendo el trabajo de compañeros y ver lo que se puede adaptar a tu manera de creación para ir avanzando en este medio. No estancarse pero no contaminarse.

_ORE0487-pro

Orero nos da pautas a la hora de dedicarnos a este sector. Para él, dejar las cosas claras y entendidas son muy importantes. Es un contrato tanto verbal como en papel.

“Cuando te eligen han de saber que se van a encontrar una vez terminado el trabajo”.

El primero de sus consejos es que se ha de tener claro que en la fotografía social se trabaja con personas. NO son producto. Así que has de actuar en consecuencia. Has de crear la relación cercana sin excederse. Han de quererte en su boda tanto como profesional como persona que va a congeniar con el evento. Este es uno de los tantos secretos con los que Orero consigue esas imágenes tan intimas y llenas de acción. Al sentirse arropados por el fotógrafo y verlo como uno más, la naturalidad florece en todos los sentidos, eliminando esa tensión ante el objetivo al que no lo miran de manera desafiante.

Este consejo era muy remarcado también por Josep Escuin cuando nos hablaba de sus famosas paellas para crear vinculo con el modelo.

“ Has de crear desde el primer momento que quieran tenerte en su boda, ya sea como profesional como participante. Va relacionado con la foto social. Hay que explicarles que nos vas a hacerles un book de fotografía, sino que tu vas a fotografiar. Ellos solo han de divertirse y olvidarse de ti” Nos dice Orero.

_ORE8912

El segundo de los consejos fue el de determinar claramente en que consiste tu trabajo a la hora de hacer el contrato. Que sepan bien que tipo de trabajo vas a realizar y como. Enseñando tu portafolio y dejándoles claro que eso es lo que tu haces. “Que entiendan que es un reportaje, no un book de fotografía”. Aclarar todas las dudas e informarse de que personas son las más importantes a retratar ese día para que no falte nadie importante y sea perfecto el trabajo.

Y evidentemente no cerrarse a nada, buscando soluciones a los deseos y expectativas. Como la contratación de un segundo fotógrafo para hacer la parte más técnica…

“ Si dejas bien claro el tipo de fotos que haces, tienes la libertad de poder trabajar más a gusto.”

_ORE1773bn

“Estar en la acción”. Es el tercer consejo que nos da. Hay que estar atento y presente en cada momento. “Hay que estar cerca pero sin molestar. Por ejemplo, a la hora del baile, no se me ocurriría estar a 5 metros de la acción. Yo lo que hago es utilizar mi gran angular y acercarme al momento. Como decía Capa: Si la foto no es buena, es porque no te has acercado lo suficiente.”

Disparar en ráfaga, es uno de las miles ventajas del digital. Y hay que hacer uso de esto ya que facilita la captura del momento, que en realidad es lo más importante. Obtener la foto que nos haga vibrar:

“Nunca sabes cuando va a caer la lágrima, y yo quiero captarlo”

_ORE4264bn

Manuel tiene muy claro como es su flujo de trabajo. El dispara en jpg, no en Raw, puede ser que se acostumbrara cuando trabajaba para una empresa que tenía que producir las fotos a granel. Pero su argumento es el más lógico del mundo.

“ Un buen fotógrafo ha de aprender a disparar en digital como lo hicimos en su momento en analógico. Las fotos han de salir casi perfectas sino perfectas de la cámara. Que el retoque sea mínimo. Ahora mismo los equipos electrónicos que se venden está muy bien equipados, llevan prestaciones  que superan con creces a los del inicio, con lo que ya la foto ha de salir bien cocinada de la cámara. Utilizar todos estos avances a nuestro favor”.

_ORE0315

Yo personalmente sigo trabajando en Raw, creo que por la nostalgia del negativo analógico en las cámaras digitales, y porque a veces fallo en los disparos y me salva las imágenes, quiero confesar. Pero es verdad, que yo no tengo el volumen de trabajo que tiene Manuel y no me importa ocupar almacenaje en mi disco duro con algún Giga de más. Pero si que me dio bastante de pensar su forma de trabajar en jpg, cuando desde el primer momento que coges la digital te aconsejan o aconsejamos: Dispara en Raw, o Raw y jpg. Uno de los inconvenientes, bajo mi punto de vista de la fotografía digital. Con tanta velocidad e instantaneidad que te da el digital se te olvida muchas veces pensar en la imagen bien hecha. Del purismo fotográfico.

“Cuando hago una boda por lo menos quiero sacar 50 fotos que colgaría en mi estudio. El objetivo es en cualquier modo hacer un trabajo del que tu te sientas convencido.”

_ORE4721-2

Pero la gran pregunta al final, como bien se debatió esa tarde es: ¿quién es tu verdadero cliente, al que le haces el reportaje o la gente de la calle que serán potencialmente nuevos clientes? La respuesta esta justamente en todo lo que hablamos el martes con Manuel. Aunque habían diferentes puntos de vista, todos teníamos la misma conclusión, que en verdad es un conjunto de todo, el verdadero cliente es el de la calle, y para ello has de tener una marca personal que te identifique para no estar compitiendo con miles de fotógrafos con el mismo estilo. Ya que si intentas adaptar el producto final a lo que se te pide, nunca tendrás un estilo propio. Esa es la ventaja de tener un disparo personal y casi único, que el porcentaje de “ competencia” es de un porcentaje menor. La satisfacción será que les gusta tu trabajo y te buscarán a ti personalmente por tu manera de ver y captar.

_ORE9698bn

_ORE8437bn

_ORE4803bn

1974115_481148352028370_928973040765755316_o

links

web site

Facebook

Anuncios